lunes, 11 de junio de 2007

Vergüenza

Reniego de mi raza, de mi cultura, de las convenciones sociales y de mil cosas mas. Yo abandono.

de que me sirve haber tenido una educación, si el resto del mundo no la ha tenido o se le ha olvidado.

La mañana ha comenzado con una señora fumando , y no, ni era joven ni mayor, mediana edad; fumando en un lugar donde ponia suficientemente claro que no se puede fumar y donde por supuesto cada n tiempo se escucha el aviso de que no esta permitido fumar, para seguir dos minutos despues en un bonito gesto de un chaval, que escupe en mitad del suelo. Diga usted que si, uno se queda helado y piensa, joder, a mi me enseñaron de otra manera.



si lo dejamos ahí todavia puedes decir veeenga vaaaale, vamos a dejarlo en paz. pero el colmo ha sido esta tarde volviendo en metro, por primera vez en bastante tiempo he vuelto a coger una linea de metro mas de 5 paradas, de hecho hoy han sido 12, algo mas de la mitad de la linea; he podido observar cosas que la verdad me dan que pensar. durante todo el trayecto he ido de pie, no había sitios libres, en un principio y nunca ha habido un solo asiento sin ocupar.

Para empezar me ha sorprendido el nivel de cultura, todo el mundo "leía" o al menos tenía un libro entre las manos hasta aqui la parte buena.Ahora comienzan las cosas graves, primero la gente que intenta entrar antes de salir el resto, a esto estoy demasiado acostumbrado, lamentablemente. cuando en la siguiente parada, se levantan los que estaban "leyendo" y salen por la puerta, ves sprints, que ni en los 100m lisos; gente de todas las edades corriendo literalmente en el interior del vagon a la caza de un sitio, unos con traje otros con ropa normal, unos mas mayores otros mas jovenes, y claro; el momento en el que a uno se le cae el alma es cuando unas señoras mayores, a las cuales se las ve con el peso de los años, entran, miran el vagon, y se cogen a una barra, ya resignadas, por que, nadie, las va a ceder el asiento, la edad que no miente, da sabiduria y efectivamente nadie se ha levantado, ni siquiera la gente en los asientos "reservados".

vuelven a salir personas del vagon, vuelven a entrar y esta vez incluso con las dos señoras delante vuelven a correr a por un asiento, esta vez el asiento lo ocupan gente de cuarentaypocos, y una chica que a juzgar por la velocidad que se da en abalanzarse por el asiento cualquiera diria que no tiene dolencia alguna, y entonces me fijo, en que por las pintas que lleva, es la tipica chica: concienciada con el medioambiente, alternativa, buenrollista y esas cosas tan bonitas y bueno, ya sabeis, esa gente que parece que son unos preciosos defensores de los derechos de todos; pero claro, para que dejarle el asiento a unas señoras que practicamente no pueden con su alma en un vagon donde el calor es algo que paso hace veinte grados.



vamos, que a mi que me quiten de ser humano, que la verdad ultimamente da vergüenza decir que lo eres, prefiero como dice riva decir que soy una cosa, por que cada dia me siento menos humano, a lo mejor es por que cuando yo era pequeño me enseñaron que primero se sentaba todo el mundo y luego yo, primero se dejaba sentarse a los ancianos, a las embarazadas, y a las personas con algun tipo de problema y luego, luego iban la gente mayor, y en ultimo lugar si quedaba algun hueco yo, o incluso encima de mis padres cuando iba muy cansado, nunca yo solo en el asiento y mis padres de pie como ocurre ahora, pero eran otros tiempos.

saludos

5 comentarios:

la reina del hielo dijo...

en mis tiempos esto no pasaba... yo creo que es porque ahora lo único que importa es lo que tengas, no lo que eres.

Shálafi dijo...

"Mucho se perdió entonces, pero pocos quedan aún para recordarlo"

Esta frase originalmente tiene otro contesto, pero viene ideal.
Antes la gente respetaba más, era más, como decirlo, que te daba gusto tratar con ella. Ahora pocos quedan para recordar esos tiempos y la verdad es una pena.

Profesor James Moriarty dijo...

si solo fuera lo que tienees... pero claro luego la gente objeta de conciencia de una asignatura por que "nadie me tiene que enseñar ni comerme el coco"
si se tuviera la educacion que a nosotros nos inculcaron esto no pasaría. si se les diera dos ostias a tiempo a todos los niños que estan como estan, pero claro, no toques al niño que le vas a producir secuelas de mayor. lo siento, pero no, de pequeño me dieron muchas ostias, y todas merecidas, y no he salido tan mal.

Aries dijo...

Éste es el resultado de una sociedad sobreprotectora y descuidada. Hoy en día son pocos los progenitores preocupados por la "humanidad" de sus vástagos. No les importa en absoluto que no lean, que no hagan deporte, que no se relacionen con sus compañeros para otra cosa que para competir...

Ahora bien, un profesor se queja de que sus alumnos no le respetan y la respuesta es: "ponle un dedo encima a mi hijo y te denuncio" aunque acabe de tirarte una silla a la cabeza o haya amenazado con dar una paliza a alguno de sus compañeros... Se queda un día o dos como mucho sin recreo y listo, aprendió la lección.

Un saludo:

--Miguel--

Profesor James Moriarty dijo...

estoy contigo aries, el problema es que vienen mal educados de casa, por que siempre es mas divertido que te los eduquen y ser el padre molon (como si fueras el tio/a) al padre de verdad, y que me lo eduque la tele, la consola, o cualquier otra persona menos yo, que eso de educar a un niño es jodio, y si sale mal la culpa es de la sociedad la tele el ordenador y la consola.