lunes, 11 de mayo de 2009

El cazador

Era curioso, nunca se imagino que acabaría así, pero otra mañana mas me despertaba con sabor a sangre. esta vez era distinto, no como siempre, porque esta mañana estaba herido, y entonces empece a recordarlo, poco a poco mi mente empezó a hacer memoria, y vaya si lo hice.

Era un cazador, experimentado y curtido, llevaba un par de meses o tres siguiendo el rastro a un animal, por las pisadas debería ser un lobo, pero nunca se había visto nada así, era grande como ninguno recordaba, y voraz, tanto que había acabado con gran cantidad del ganado, y bueno, organizamos una partida de caza, queriamos abatirlo, pero no lo encontramos.

Un latido me recordó el encuentro con la bestia, era un lobo inmenso, tan grande que daba miedo, era de noche, había poca luz y me sorprendio, no había huellas de animal, y casi, me mata, si no hubiera sido por mis reflejos, yo no lo hubiera contado, aquel monstruo me hirio el brazo, le apunté a la vez, con la antorcha y con la lanza, y vi algo... dios, era monstruoso, una mezcla entre un lobo, un hombre... y un mono o algo así. Era abrumador, mas grande que un hombre, corpulento como... como un dios o algo así, no he visto nada igual en mi vida, la cara parecida a la de un lobo y unas garras como cuchillas en manos y pies, todo ello recubierto de un pelaje, oscuro. Intenté atacarle con la lanza, pero me esquivaba los golpes como si fuera un juego, la adrenalina, me hizo cometer un error, ataqué con las dos manos, como si tuviera dos armas, y me salvó, casi le doy, pero el dolor por el golpe, me hizo retroceder, y no fui el único, al ver que le atacaba con el fuego, retrocedio, y ese fue su fin, cuando supo que había visto su debilidad, huyo, yo no que no sabia que el daño estaba hecho, me remendé como pude.

En el mismo instante en que recordaba ese combate una punzada de dolor me recorrió el cuerpo, dios, dolía tanto que me fijé en el dolor, y en la sangre, estaba herido, una flecha en mi cuerpo¿Que había pasado? el olor a la sangre me hizo recordar, toque mi brazo y la herida todavía me dolía, pero estaba en casa, y volvía despues de un par de días fuera, vivo, que era mucho habiendo luchado con la bestia, cuando volví la casa estaba sin humo de la chimenea, era raro, porque debería de haberlo, me extrañé y me acerqué lentamente desenvainando mi cuchillo.

Había visto de todo, guerras, masacres, y había luchado contra las peores alimañas, pero en todo mi tiempo de vida no había visto nada tan horrible, casi me saco los ojos cuando entré a la cabaña. los restos de lo que presentía que eran mi mujer y mis hijos, la sangre, las visceras, los restos, algo que podía haber sido mi familia, y caí al suelo, caí de rodillas y grite. Grité tanto como pude, las lagrimas caían de mi cara y con ellas lo que quedaba de mi; tenía una herida a medio curar, en la pierna, y ahora me acordaba de ello, cuando caí de rodillas, el cuchillo me cortó la pierna, no era importante el corte... pero dolía. En ese instante juré que encontraría al que lo hizo, otro latido, que me hacía pensar en el dolor y en como me sentía, y recordé otro episodio, cada latido dolía mas que el anterior.

Estaba cerca de casa, y tenía el brazo en un cabestrillo, me quedaban apenas tres horas de camino y era de noche. paré a hacer noche. por la mañana volvería a casa, el dolor era intenso, pensaba que iba a morir, me miraba las manos y comenzaba a ver pelo, me estaba transformando poco a poco, el dolor era inaguantable, y quería volver a casa. Desde ahí, recuerdo dolor, carreras, gritos, sangre y silencio, luego mas carreras, no me acuerdo que pasó, pero algo pasó.

Por la mañana estaba desnudo al lado de mis armas, las que deje a la noche, y tenía sangre en las manos, pensé que era de la cena, pero todo me daba vueltas, y seguí el camino hacia casa.

Me calmaron, mis compañeros de aldea me consiguieron tranquilizar y sacar de la cabaña, algunos salieron a vomitar, pasé dos días en cama, el primer dia no pasó nada, pero el segundo, aparecio otro cadaver a las afueras del pueblo, quería morir y a la vez quería matar al animal que había hecho eso, primero mi familia y luego el bueno de charles, no tenía que haber sucedido esto.

Me pinté y ante el consejo de ancianos y el resto de la aldea, con mi lanza les prometi, prometí no descansar hasta volver, junto a mi, partieron otros tres compañeros más, el hermano de mi mujer, el de Charles, y el mio propio, hablando con un poco de orgullo, el mejor de los grupos de cazadores, ibamos a cazar a la bestia.

La primera noche, no tuvimos suerte, la segunda, le encontramos pero escapo, la tercera, mató al hermano de charles, con un mordisco que casi se rompe la mandibula, pero que lo que destrozó fue la caja toracica de Charles, en ese momento la lanza de mi hermano y de mi cuñado atravesaron el cuerpo de la bestia, y la mia su yugular.

Al dia siguiente, cuando volviamos a casa me lo conto, mi propio hermano, estaba infectado, cuando me enteré volvieron los recuerdos, yo había causado casi toda la destrucción de mi casa, me acordé de ello, y casi me tiro por un barranquillo, si hubiera sabido lo que iba a pasar me hubiera despeñado, seguro.

Pora la noche maté a mi cuñado, a medio transformarme conseguí que parara el tiempo suficiente para pedirle a mi hermano que me matara, apenas me disparó una flecha, el animal consiguió hacerse con el control de mi cuerpo, y huir.

Me duele, me duele todo y no me quedan fuerzas, por favor amor mio y mis queridos pequeños, perdonadme, no quise haceros daño.


--------------------------



2. El Cazador

Dulce placer, poner la trampa y correr
dejar una huella que seguirá
creerás vencer y no, nunca lo harás
está ante ti y no lo entiendes, no

Un animal, soy una pieza a cobrar
siento ya tu aliento junto a mi piel
creerás vencer y no, nunca lo harás
está ante ti y no lo entiendes

Pobre mortal, planteaste el juego en mi tablero
error fatal, confundir al lobo con un cordero
Pobre mortal, planteaste el juego en mi tablero
error fatal, confundir al lobo con un cordero

"pobre torpe y confiado,
creiste tenerlo todo bajo control
pensaste que el triunfo era tuyo, gran error
no soy la presa, yo soy el cazador"

creeras vencer y no, nunca lo harás
está ante ti y no lo entiendes

Pobre mortal, planteaste el juego en mi tablero
error fatal, confundir al lobo con un cordero
Pobre mortal, planteaste el juego en mi tablero
error fatal, confundir al lobo con un cordero

Pobre mortal, planteaste el juego en mi tablero
error fatal, confundir al lobo con un cordero
Pobre mortal, planteaste el juego en mi tablero
error fatal, confundir al lobo con un cordero

No hay comentarios: