lunes, 29 de junio de 2009

¿cual es el sonido del aplauso con una sola mano?


Un hombre cortejaba a una cortesana,pero la mujer no le hacía mucho caso.
Cierto día la cortesana le dijo:
"Cuando llegues a pasar 100 noches sentado bajo mi ventana cortejandome en el jardin, sere tuya".
El hombre que por fin parecía no ser ignorado por la mujer así, lo hizo. Estuvo sentado varios días bajo la ventana, pasaron los días y la semanas y al llegar el día noventa y nueve, el hombre se levantó y se fue.


Bueno como viene siendo costumbre comenzaremos por comentar el koan anterior, yo daré mi versión.

el tiempo que da ella es un tiempo aleatorio, pero lo justo para que se sepa que realmente le importa, vamos son 100 como podia decir 1000, lo importante es la demostración, es que el hombre demuestre que le importa, este se sienta 99 dias seguidos, si realmente lo quisiera hacer solo le quedaba hacerlo un día más.

Ahora vamos a analizar a las personas, comenzaré por ella.
Una joven que no hace mucho caso al tio, bueno, si no hace mucho es que si que hace algo de caso, no todo, pero tampoco nada. La demostración de amor es para que ella, que no está totalmente convencida de que sus sentimientos se acabe de decidir, ya que para estar 100 días seguidos bajo la ventana y por la noche, hace falta tener amor, valor y salud, amor para corresponderla y no ser solo algo mas, un trofeo, valor para hacerlo, aun sabiendo que de noche las calles no eran seguras que el padre podría enfadarse y que tendría que aguantar las burlas, y salud para que pudiera vivir ese amor.


y el?
Evidentemente algunos pueden pensar que el pierde el interes tras 99 dias y es una casualidad, otros, que simplemente como lo han dicho previamente, al día 99 se da cuenta, que el amor ni tiene fecha ni es cuantificable, en mi opinión en los días que está medita sobre todo, y sabiendo que no es cuantificable espera los 99 días a ver si o bien antes del día 100 dice algo en plan de que solo era una prueba para saber si se atrevería a ello o bien realmente le ponía fecha de caducidad a su soltería. El día 99 cuando al irse ya ha comprobado lo que quería y cuando hacía tiempo que estaba iluminado, se va, para no tener que aceptar el compromiso, ya que el lugar de meditación le era indiferente, y a demas así demostraba que no le había cogido cariño al lugar.

os dejo el de esta semana, va a estar relacionado con el próximo, porque esta semana, tenemos dos.

Mokurai "Trueno silencioso" era el mastro del templo de Kennin. Mokurai tenía un joven protegido de tan solo doce añosm, llamado Toyó. Toyó veía como los discipulos mayores acudían continuamente, mañana y tarde a los aposentos de su maestro para recibir instrucciones en la practica del sazen, conversación encaminada a traves de un koan. Toyó insistió en hacer sazen y Mokurai le dijo: "eres demasiado joven. espera un poco". Pero Toyó siguió insistiendo, ante lo cual el maestro finalmente accedió.

Ese mismo día al atardecer, Toyó acudió a los aposentos del maestro donde impartía el sazen, toco el gong para hacer saber de su presencia y haciendo las tres reverencias de rigor se sentó guardando un respetuoso silencio. Mokurán entonces le dijo: "Cuando bates las palmas oyes el sonido de las dos manos. Enseñame ahora cual es el sonido de una sola mano."
Toyó se retiró respetuosamente haciendo una reverencia y se fue a su cuarto a meditar. Desde su cuarto Toyó mientras meditaba oyó el sonido de música interpretada por unas gheisas y exclamó: "¡Ya lo tengo!". A la tarde siguiente cuando Mokurai le pidió a Toyó que interpretara el sonido de una mano Toyó comenzó a interpretar la música de las gheisas. Mokurai le interrumpió: "¡No no! eso no es así, todavía no has entendido nada"
Toyó se retiró a sus aposentos y temiendo ser influenciado por el sonido de las geishas se fue a un paraje mas silencioso, y volviendo a meditar, escuchó el sonido de un rio y pensó: "¡Ya lo tengo!" al día siguiente volvió Mokurai a preguntarle por el sonido y Toyó imitó el agua al caer, Mokurai dijo:"¿eso es? eso se parece mas bien al sonido del agua, vuelve a intentarlo." Toyó volvió otra vez con el sonido del buho, con el de los grillos y ninguno era, hasta que un día entro en meditación real y trascendió los sonidos.

Cuando volvió Mokurai al verlo dijo: "no hubiera podido añadir ni un solo sonido mas".

1 comentario:

tita hellen dijo...

Will Smith hizo una parodia de esto (creo que fue el) intentando aplaudir con una sola mano XDDD

Molan estos post que pones ultimamente.

Creo que esta frase tiene que ver en parte con otra de San Juan, niega tus deseos y hallarás lo que realmente busca tu corazón. Si quitas toda interferencia del mensaje hallas el mensaje puro, y el mensaje puro es aire en este caso.

O yo por lo menos lo veo asi (luego no será y verás que risa XDD)