martes, 14 de julio de 2009

Tarjeta de visita


Hyakujo quería designar a un monje para abrir un monasterio. Les dijo que aquel que contestara la pregunta con mas habilidad ganaría el puesto. puso un jarro de agua en el suelo y preguntó: "¿Quien puede decir lo que es sin pronunciar su nombre?""Nadie podría decir que es un zueco" Dijo el monje jefe. Isan, el monje cocinero, volcó el jarro con el pie y se fue. Hyakuyo sonrió y dijo: "El monje jefe pierde"e Isan se convirtio en el maestro del nuevo templo.



Bueno, hellen nos decía
Lo que algo es no es por el mero hecho de nombrarlo, lo es porque lo es. Supongo que esa es la respuesta, no


A decir, una sola cosa, aquí no hay respuesta correcta o incorrecta, cada cual sacará su conclusión. Bajo mi punto de vista, el jarro sigue siendo el jarro, con agua, sin ella, el monje jefe, da una respuesta... bastante acertada, pero bastante erronea, tambien podría haber dicho que nadie diría que es una cuchara o cosas así.

En cambio la respuesta del cocinero, es cambiar el estado, cuando el jarro deja de ser un jarro con agua, pasa a ser de "es un jarro de agua" a "era un jarro que contuvo agua", el cambio es sutil, pero importante, como cuando alguien pasa del estado normal al samadhi. sigue siendo lo mismo pero es distinto.

hoy os pondré un koan para meditarlo y otro para que simplemente lo analiceis, sin dar una respuesta mas que a vosotros mismos.


Keichu, el gran maestro Zen de la era Meiji, era el cabeza de Tofuku, una catedral en Kyoto. Un ia, el governador de Kyoto fue a visitarle por primera vez.

Su ayudante le trajo la tarjeta del governador, en la que se podia leer:

i>Kitagki, Governador de Kyoto

"No tengo nada que hablar con esta persona," dijo Keishu a su ayudante, "dile que se vaya de aqui."

El ayudante devolvio de nuevo la tarjeta al governador entre disculpas. "Ha sido culpa mia" dijo el governador,y con un boligrafo tacho las palabas 'Governador de Kyoto'. "Preguntale de nuevo a tu maestro."

"¿Oh es Kitagaki?", exclamo el maestro al ver la tarjeta por segunda vez. "Me gustaria verle".


este, la semana que viene le buscamos una solución

"¿Que es el amor? La ausencia total de miedo", dijo el maestro.
"¿Y qué es a lo que tenemos miedo?"
"Al amor", respondió el maestro.

y este pensadlo bien,

3 comentarios:

goblinoide dijo...

Bueno, este es para mí más simple que el que habías puesto la vez anterior... Simplemente dice que nuestro miedo es el amor, y que cuando uno pierde el miedo al amor, puede enamorarse (en todos los sentidos, no extrictamente de la pareja), y entonces el amor es un estado en el cual no se tiene miedo...

Vamos, digo yo. Sí, es muy simplista y poco profundo, pero este me parece así de simple y llano ^^

Un abrachucho

Vircoph dijo...

Me temo que no puedo estar más de acuerdo con Goblinoide ^^

En cuanto al de la tarjeta de presentación, me ha gustado. Y es también muy simple y muy directo: Una persona capaz de definirse en tres palabras ("Gobernador de Kyoto") borra de su persona todo lo de más. Lo que hoy en dia nos parece muy útil, debo decir.

Por eso el monje rechaza verle, por que si aquel hombre es solo el Gobernador de Kyoto, ya no hay nada más que añadir.

Sin embargo, cuando el hombre es solo un hombre, es cuando hay todo un mundo por descubrir. Es la humildad de la inmensidad.

Besos!
Virc.

tita hellen dijo...

Una persona no es su nombre ni su titulo, que no deja de ser otra manera de llamarle, sino la persona y sus actos.

El amor... es muy complicado para todos, no?