jueves, 24 de diciembre de 2009

Reflexión

Aunque quieras no siempre puedes protegerlos a todos, el bambu se dobla, pero al final se rompe, los pajaros vuelan pero nunca tan alto como el sol y el guepardo corre pero nunca mas rapido que el trueno, si eres tan inocente como para pensar que eso no es así entonces la realidad golpeará dos veces, la primera te dolerá por el golpe, la segunda al ver tu propia inocencia.

No hay comentarios: